¿Cuál es la situación que deben afrontar las empresas tras la nueva realidad del covid-19? Además de la crisis económica, las empresas también deben afrontar el impacto que los Riesgos Psicosociales de sus trabajadores y trabajadoras van a suponer en su beneficio. En este artículo vamos a analizar la situación de las empresas tras la crisis sanitaria, cómo los riesgos psicosociales pueden mermar los rendimientos y por tanto los beneficios y qué pueden hacer las empresas para mejorarlo.

La nueva normalidad y los Riesgos Psicosociales

Resulta que, una vez que ya ha pasado el confinamiento y hemos dejado de estar tan pendientes de la gráfica de contagios y muertes diarias que nos hacia estar pegados al televisor o las redes sociales, el mundo poco a poco vuelve a la “normalidad” más bien a una nueva normalidad nunca antes conocida. Atrás quedan los videos en los balcones y lo aplausos a las 20:00 de la tarde con la canción de fondo “Resistiré” que nos ha dado a todos esperanzas e ilusión a lo largo del confinamiento, ahora llega el momento de la incertidumbre y las consecuencias económicas que esta pandemia ha dejado.

Cada vez más vamos teniendo más información sobre lo que ha significado esta pandemia del coronavirus y el importante impacto que ha tenido sobre el mundo del trabajo. Los cambios acaecidos en la organización y en los ritmos de desarrollo del mismo, ha repercutido indudablemente en la salud laboral de los empleados y las empleadas, debido sin duda al aumento de los Riesgos Psicosociales.

¿Qué son los Riesgos Psicosociales?

Primero vamos a definir que son los Riesgos Psicosociales. Se entiende por riesgos psicosociales a las condiciones de trabajo, derivadas de una mala organización del mismo, que perjudican la salud de los trabajadores y las trabajadoras, causando estrés en el corto plazo y a largo plazo enfermedades cardiovasculares, respiratorias, inmunitarias, gastrointestinales, dermatológicas, endocrinológicas, musculoesqueléticas y mentales.

¿Qué provocan los Riesgos Psicosociales?

Los cambios laborales producidos como consecuencia de la declaración del estado de alarma y del confinamiento han supuesto un aumento de los riesgos psicosociales.

Por una parte, los Riesgos Psicosociales en las personas trabajadoras se ven aumentados cuando en el entorno laboral se producen cambios. Los cambios que ha supuesto no poder asistir con normalidad al puesto de trabajo ha generado un aumento en la carga de trabajo, que en algunos sectores se ha visto mermada, mientras que en otros desbordada; el tiempo de trabajo, pues para reducir la exposición al contagio en muchas empresas se han adaptado las jornadas, reduciéndolas y/o cambiando turnos, o bien se ha optado por la modalidad de teletrabajo.

Es sabido que algunas empresas antes del confinamiento ya trabajaban con el modelo de teletrabajo, y también es cierto, que estas empresas en el momento de su implantación realizaron una evaluación de riesgos laborales de estos puestos de trabajo, entre ellos los riesgos psicosociales.

Cuando la salud del trabajador se ve afectada, el rendimiento y la productividad se reduce y con ello, los beneficios económicos de la organización también disminuyen

Aunque el problema viene cuando una empresa por razones del estado de alarma, empieza a trabajar con esta modalidad de teletrabajo sin haber realizado previamente el análisis de los riesgos laborales como indica la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales.

Efectos de los Riesgos Psicosociales

Todos estos riesgos afectan a la salud psicosocial de las personas que teletrabajan, y pueden provocar ciertos malestares que influyen en el rendimiento en el trabajo. A continuación se indican algunos de los riesgos que sepuede presentar:

  • adicción al trabajo, consecuencia de la cercanía, accesibilidad e inmediatez del puesto del trabajo, lo que puede hacer que se extienda la jornada laboral más allá del horario habitual;
  • trastornos emocionales y psicológicos, como ansiedad, irritabilidad o estados depresivos, entre otros,
  • fatiga mental originado por la carga de trabajo y la sensación de aislamiento;
  • debido al uso de las nuevas tecnologías, también se puede sufrir tecnoestrés, tecnoansiedad o tecnoadicción;
  • hiperconectividad, correos electrónicos, redes sociales, teléfono, internet.
Coaching Preventivo para los riesgos psicosociales
Los riesgos psicosociales que han aparecido en la crisis del coronavirus

En cuanto a la incertidumbre y el aislamiento ante cualquier situación, no solo frente a la actual epidemia, generan en todas las personas reacciones emocionales que pueden variar tanto en su naturaleza como en su intensidad: 

  • miedo,
  • ansiedad,
  • desconfianza,
  • ira,
  • irritabilidad,
  • tristeza,
  • desesperación,
  • impotencia, entre otras.

Estas reacciones emocionales y las manifestaciones fisiológicas que las acompañan (fatiga, cambios en el apetito, cambios en el sueño, dolor de cabeza…) impactan a su vez en nuestros pensamientos y percepciones, que se vuelven mucho más catastrofistas y que hacen que nos resulte difícil concentrarnos, poner nuestros pensamientos en orden, mantener nuestra atención, tomar decisiones, pensar en planes a futuro,  así como nos pueden llevar a realizar conductas como compras desmesuradas de alimentos y medicamentos, comer de forma compulsiva, llorar de manera descontrolada, e incluso actuar de manera arriesgada.

Ahora es cuando las empresas deben movilizar los recursos adecuados y adaptarlos a los riesgos psicosociales para hacer frente al malestar psicológico que puede desestabilizar a los trabajadores causando bajas laborales o problemas de atención y bajo rendimiento.

¿Qué pueden hacer las empresas para minimizar los Riesgos Psicosociales?

Ante una situación como la que estamos viviendo, necesitamos sentir que mantenemos un mínimo control de la situación, así como dar sentido a lo que nos preocupa para que podamos sentirnos lo suficientemente seguros. Hacer conscientes los riesgos psicosociales en las empresas ayudará a que la sensación de seguridad aumente.

Frente a esta realidad, como individuos debemos ser realistas y plenamente conscientes de la situación, comprendiendo el riesgo actual y conociendo nuestra capacidad de responder de manera adecuada, centrarnos en el aquí y el ahora, establecer nuevas rutinas, mantenernos conectados con nuestros familiares y amigos, mantener una alimentación adecuada, realizar ejercicio físico, además de limitar la búsqueda de información a medios fiables y realistas. En ese sentido, es necesario elegir fuentes de información oficiales y expertas, cruzar la información de los medios cuando sea posible o regresar a la fuente, no compartir información cuando no esté seguro y sobre todo, no creer todo lo que se comparte en las redes.

De cualquier manera las empresas, los gerentes y supervisores deben estar más pendientes de sus trabajadores y del ambiente laboral. Y para ello deben poner en marcha una serie de medidas que ayuden a reducir los riesgos psicosociales provocados de la situación del coronavirus:

  • escuchar las preocupaciones, temores y reacciones de los empleados;
  • transmitir buenas prácticas y estrategias; como obtener el nivel correcto de información y mantenerse actualizado para poder dar respuestas fiables a sus propios trabajadores;
  • aplicar medidas de prevención y protección;
  • desarrollar condiciones de trabajo adecuadas;
  • organizar el teletrabajo eficiente;
  • y sobre todo implantar programas de apoyo y asistencia psicológica a los empleados, ya que pueden ser una de las soluciones más eficaces.

¿Cómo ayuda el Coaching Preventivo a reducir los Riesgos Psicosociales?

El coaching preventivo reduce los riesgos psicosociales
¿Qué hace el coaching Preventivo para reducir los Riesgos Psicosociales?

También el empeoramiento de los factores psicosociales a raíz de la pandemia es un hecho. Los riesgos psicosociales descontrolados pueden llegar a provocar en la empresa un ambiente laboral de estrés, de desconfianza, de miedo sobre todo al contagio, de sensación de abandono por falta de EPI’s, entre otros muchos más.  

Por supuesto, está demostrado que un ambiente de trabajo cargado de estrés, incertidumbre, miedo a la nueva situación, poca seguridad en el trabajo, miedo al contagio, falta de comunicación, sensación de no pertenencia al equipo, abandono, falta de motivación y poco reconocimiento del trabajo realizado, afecta al sistema inmunológico de las personas y repercute en bajas y absentismo laboral. Esto es, cuando la salud del trabajador se ve afectada, el rendimiento y la productividad de la persona trabajadora se reducen, y con ello, los beneficios económicos de la organización también disminuyen.

Es por esto que el coaching preventivo, tanto empresarial como ejecutivo, es un servicio de acompañamiento a las personas trabajadoras que consigue aumentar la seguridad en el entorno laboral. El coaching preventivo fomenta la cultura de prevención y aumenta la salud mental y emocional que redunde en un mejor ambiente laboral, un mejor estado de salud de los trabajadores y trabajadoras y una mayor productividad y beneficios para la empresa.

Beneficios de un proceso de Coaching Preventivo

Resulta que el Coaching Preventivo acompaña a los trabajadores y las trabajadoras de la empresa a aumentar la cultura preventiva y gestionar las emociones negativas. Implementar un proceso de coaching preventivo en tu organización tendrá los siguientes beneficios:

  • Reducción exponencial de las bajas y absentismo laboral
  • Mejora en las relaciones entre los empleados
  • Reducción del estrés
  • Aumento de estados de ánimo positivos
  • Mejora de la gestión emocional
  • Mejora de un ambiente de trabajo óptimo
  • Mejora en la motivación e implicación de los trabajadores
  • Mejora en la gestión del tiempo
  • Mejora en la resolución de conflictos
  • Mejora de la productividad a consecuencia de un ambiente laboral saludable
  • Erradicación de relaciones tóxicas que influyen en los estados de ánimo y la productividad
  • Adaptación  a la nueva realidad y disminución de la incertidumbre.

Si quieres conocer como el Coaching preventivo puede ayudar a tu empresa a reducir los riesgos psicosociales y crear una cultura preventiva que aumente la producción y los beneficios de tu organización, rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo para ofrecerte una sesión gratuita.